ALEXANDER COPPERWHITE Y FRANCISCO ARSIS CAEROLS


Para el lunes día 26, a las 19, 30 horas, dos autores que venidos de las tierras del sur,  Alexander Copperwhite y Francisco Arsis presentaran sus últimas novelas"La primera corona", y "El pasajero del tiempo" respectivamente, 
Aquí tenéis la interesante sipnosis de "El pasajero del tiempo", del blog 
bourbonstreet-porlomenix.blogspot.com

 Marcos Andrade, humilde oficinista alcalaíno, encuentra piso en pleno centro de Madrid, gracias a la inesperada aparición en su vida, de un misterioso anciano llamado Alfredo León. Su vida experimenta un giro de 180 grados cuando, instalado ya en su nueva casa, descubre una inusitada puerta dimensional que le traslada casi un siglo atrás en el tiempo, al Madrid de 1916, reconvertido en el afamado periodista Marco Vassallo.

Bajo esta nueva personalidad, el protagonista nos irá haciendo partícipes de los acontecimientos más importantes acaecidos en aquel tiempo, no solo en la urbe madrileña, sino también en el resto del mundo: la actualidad de la época, el universo cultural, las figuras del deporte y del teatro, la política y la sociedad imperante, incluso la Primera Guerra Mundial, siendo testigos del suceso en el propio frente de la batalla de Verdún, considerada como una de las más sangrientas y largas del conflicto.

A pesar de todo, nada hará sucumbir a los encantos de tan insólitos viajes en el tiempo como el providencial encuentro del periodista con Marisa Rondal, una de las grandes artistas españolas del momento. A partir de ese instante, la aventura histórico-fantástica se fundirá con la romántica, sumergiéndonos irremediablemente en cada pasaje de la novela hasta su impredecible desenlace.

-----
Gracias a Francisco me he convertido en cómplice de sus aventuras, o mejor dicho, de las aventuras de Marcos Andrade, deseando, yo también, ser poseedor del armario con el que transportarme a otros espacios en el tiempo y, poder vivir momentos pasados y admirar como era el mundo que nos rodea. Para ello he absorvido las páginas de esta novela, en la que me he encontrado con diferentes géneros que paso a describir.

Fantasía o Ciencia Ficción.-
Nos propone el autor viajar en el tiempo, con la oportunidad que nos brindan varios artilugios que se encuentra, al comprar una casa a un anciano, el cual ya había disfrutado de ellos, pero que al llegar sus últimos días deseaba que otro ocupase su lugar y pudiese desentrañar los misterios que a él le habían sido negados.

La curiosidad frente a lo que se encuentra, y la posibilidad de descubrir como era su ciudad y sus gentes en el siglo pasado, no le asustan ante la perplejidad de lo que se encuentra, y así se embarca en continuos viajes al pasado, en los que cada vez se encuentra más a gusto e identificado, y también cumple uno de sus sueños más imposibles, como es el conocer a los personajes que habían formado parte de su vida.

Si nos diesen la posibilidad, ¿no viajaríamos nosotros sin pensarnoslo dos veces?

Romántica.-
En uno de sus viajes al pasado, Marcos conoce el amor de su vida, y junto a ella, Marisa, una actriz de teatro, vive los mejores momentos del año 1916, viendo como eran las ciudades y paisajes de Barcelona, Madrid, París o Andalucía, y dando rienda suelta a un amor del que beben por igual, haciendo que cada momento que pasan juntos se convierta en único.

Francisco sabe muy bien manejar el hilo de este género, apoyándose en él para seguir narrando y sin dejar que empalague el resto de la novela.

Histórica.-
Definitivamente este es el género en el que enmarco esta obra; la máquina del tiempo y el amor de Marisa, son solamente la historia principal con la que poder contarnos gran cantidad de hechos que la historia ha documentado, pero que el escritor ha sabido unir, para asombro de quien lea.

A todos los personajes ilustres que aparecen por sus páginas, los mima y los recrea dando a conocer algunas curiosidades de la España de principios del siglo XX, y haciendo que esbocemos una sonrisa al haber aprendido algún dato nuevo; personajes a los que años después se les ha reconocido su influencia y que todos conocemos.

Y dejo para el final, la parte que he leído con mayor detenimiento, recreándome en cuanto me ofrecía de información, pues siempre que me hablan de Madrid así me ocurre. Nos dibuja un Madrid que conozco, por la cantidad de lecturas que he realizado, en el que apreciamos una ciudad y unas costumbres diferentes, un sabor a antiguo, a las cosas realizadas sin prisas, y a una capital en crecimiento que no repara en gastos para embellecerla y hacerla digna de su referencia mundial. La arquitectura descrita, en su mayoría no existente en la actualidad, y que solo se puede recordar a través de fotografías y documentación, son lo que hacen que podamos realizar un viaje turístico por el pasado, deseando que todavía existiese y poderlo apreciar.


 Decir que el final me ha emocionado y que la perfecta unión de estos tres géneros tienen un epílogo donde descansar, iniciándose una nueva aventura, quizás el mejor broche para este magnífico relato.

Gracias Francisco.
-----




No hay comentarios:

Publicar un comentario