POR DONDE PASA LA POESÍA,


POR DONDE PASA LA POESÍA

¿Cómo llega alguien a desarrollar una actividad profesional concreta?, yo no creo en el azar, ni en el designio de los dioses, cada uno somos el resultado de nuestra propia vida, de las circunstancias contingentes de las que nos dotamos, de la disposición de prácticas y elecciones en una determinada dirección; pero
innegablemente fui afortunado, un día comprobé que en el camino elegido me hallaba acompañado de personas valiosas que contribuyeron a llenar de contenido mis sueños...


YA ESTÁ DISPONIBLE, EN TODAS LAS LIBRERÍAS DE ESPAÑA, UN EXCELENTE  REGALO, COMO RESULTADO DE UNA ELABORACIÓN CUIDADA EN SU PREPARACIÓN, CON MIMO EN EL TRATO POR TOD@S LOS COLABORADORES, HA DADO COMO RESULTADO ESTE MAGNÍFICO LIBRO. SI DIGO MIL VECES GRACIAS SERÁ INSUFICIENTE...... MIRARLO, MIRARLO,  YA ME DIRÉIS. 

Poetas, novelistas, periodistas, filósofos, agitadores culturales, editores alternativos o independientes, etc...

En el 2007 se confirmaba ese "entre" que supuso acoger desde la Librería Primado y la Asociación Poética Caudal una ingente y briosa multiplicidad de nomadeos y sus propuestas a través del libro, la palabra y la acción social.

Un poco antes había iniciado en solitario Miguel Morata su proyecto de que más allá de un comercio familiar fuera ese espacio un no-lugar político, donde muy diversas voces posibilitaran conversar, disentir y elaborar pensamiento crítico y se trazaran de manera personal o colectiva posicionamientos que nos aperturarán a una mejor convivencia vecinal así como a una mayor implicación en los asuntos sociales y las posibilidades de expresión artística y participación ciudadana.

En el 2011 un libro emerge, POR DONDE PASA LA POESÍA, que expone parte de esa marea incesante de creatividad y heterodoxia en el mundo de las letras y en el barrio de Valencia que abajo muestra la fachada de la librería. Algo que se repite en otras ciudades como Madrid, en Traficantes de sueños, o en Sevilla, en Librerías La Fuga, por citar dos sólo a vuela pluma.

En este libro hay poemas en catalá, castellano(s) desde las tres orillas (Península Ibérica, Canarias y Latinoamérica) e inglés. Ojalá nos permita el futuro incorporar otras lenguas y culturas.

Gracias a todos los que han participado en el libro y a los lectores finales que lo adquieran por contribuir en este proyecto que, del cual un 10% de los derechos de autor de los 70 poetas y los doce escritores en prosa irán destinados a la Asociación por la Promoción Femenina de Gaoua (APMG) , asociación que contribuye a mejorar la situación de la mujer en Burkina Faso.



* CD CON SELECCIÓN DE CANCIONES DEL CANTANTE LUCHO ROA.


*12 MANERAS DE APROXIMARSE A UNA LIBRERÍA.

  1. LA ISLA Y SU ALTILLO. José Luis Sampedro
  2. FUERA DE LUGAR. Arturo Borra
  3. SOBRE LA LIBRERÍA DEMIGUEL. Carlos Taibo
  4. QUINTINO. Carlo Frabetti
  5. LA CULTURA POPULAR EN LOS BARRIOS. Antonio 
    Pérez Martínez
  6. NOSOTROS SOMOS QUIENES SOMOS. José Montoro López
  7. GRAMÁTICA DE LAS BALLENAS. Alfons Cervera
  8. ALTERNATIVOS, POR AHORA. Pascual Serrano
  9. LA COMUNIDAD DEL LIBRO.Salvador F. Cava
  10. “ESTAR”. Mariano Martínez
  11. LOS HOMBRES, LAS CIUDADES, LOS PASADIZOS. Julio Obeso
  12. I’M A FUCKING POET. Eloísa Otero


*72 POETAS DESDE UNA LIBRERÍA DE BARRIO.

  • Alcota, Aldo
  • Badillo, Carla
  • Barat, Juan Ramón
  • Barrueco, José Ángel
  • Beltrán, Carmen
  • Bellón, Daniel
  • Borra, Arturo
  • Boscá Gómez, Lucía
  • Brunete, Jorge
  • Cantelli, Marcos
  • Camps, Vicent
  • Camacho, Carmen
  • Crespo Massieu, Antonio
  • Correcher, Rafael
  • Curiel, Miguel Ángel
  • Das, Javier
  • De Abajo, Lourdes
  • Del Pliego, Benito
  • Escalera Cordero, Matías
  • Escribano, Elena
  • Eloy Rodríguez, David
  • Espinosa, Ana María
  • Falcón, Enrique
  • Fisher, Andrés
  • Fraile, Pilar
  • Gander, Forrest
  • García Argüez, Miguel Ángel
  • García Mellado, Isabel
  • García-Teresa, Alberto
  • García Vilar, Jaime Esteban
  • Ge, Jesús
  • Gil Martín, Javier
  • Giordani, Laura
  • Gómez, Víktor
  • Gómez Valero, José María
  • Hernández, José Ángel
  • Lucas, Olga
  • Luna, Luis
  • Maillard, Chantal
  • Martín, Enrique
  • Martínez, Alicia
  • Martínez, Yaiza
  • Martínes i Ferrer, Antonio
  • Méndez Cons, Arturo
  • Méndez Rubio, Antonio
  • Mestre, Juan Carlos
  • Monthiel, David
  • Montoro López, José
  • Muñoz Carrasco, Olga
  • Otero, Eloísa
  • Pastor, María José
  • Pérez Cañamares, Ana
  • Pozo, Begoña
  • Quílez, Cecilia
  • Ramón, Esther
  • Rivero, Armando
  • Rodríguez, Ildefonso
  • Rodríguez-Castelló, Manel
  • Roques, Guillermo
  • Ruíz de Viñaspre, Nuria
  • Santiváñez, Roger
  • Saravia, Rafael
  • Stabile, Uberto
  • Sopa de poetes, col.lectiu
  • Soros, Juan
  • Valero, Julieta
  • Vitola, Sebastián
   Si no lo encontráis podéis vivitar www.pordondepasalapoesia.net o dirigiros al mail. libreprimado@hotmail.com 

EL CAMINO HACIA LA HERIDA, ENRIQUE MARTÍN.

 "EL CAMINO HACIA LA HERIDA", DE ENRIQUE MARTÍN.


El viernes, 16 a las 19,30 horas, Enrique Martín Corrales, "Quique", presenta su primer libro, editado por Varadero ediciones, de Málaga, asistirán el editor y Jorge Brunete, además de muchos jóvenes amigos del poeta.

Del poemario dice Jorge....Quique intenta en sus versos explotar, abatirse sobre las heridas abiertas en carne viva y decirte: ¡eh tú mira! ¡no apartes los ojos! ¡esto es una herida! así, sin miramientos. Luego ya será decisión de cada uno acompañar al autor en el camino que plantea. Explota, los versos explotan y por eso seguramente nos cojan desprevenidos y nos asusten o como poco nos sorprendan. En ese sentido Quique rebasa los límites establecidos (y aquí no solo hablo de estética, hablo también de ética, practicamente la una inseparable de la otra).

Enrique Martín

El Amor

El amor
como mundo
hiende en la carne árida
se abre y retuerce, la carne.

Siempre se trata de cerrar su suspiro.

Pero sólo se consigue hilar

el tramo más pútrido o el más feliz

la primera

bala

el primer beso. Un poema.


IV

hálito nonato,

poema descubierto en los instantes de un refugio,

árbol incierto con olor a nuez despelada,

a grito sucio, mejor consuelo si está por llegar

el jirón de los sapos donde termina el sueño,

barril encinto de canciones hueras,

cerrojo y liana,

-lluvia antes de la demolición,

-lluvia después del impacto,

la espera entre escarcha para no volcar dos veces las vísceras en el insomnio,

en párpados volados,

puñal que vive, otra ceremonia de armas,

palabras esqueléticas, el tejido lúgubre de las barricadas,

somos:

este niño que así nos muere, que así descansa;


hora de luchar.



Enrique Martín Corrales (Valencia, 1992) es estudiante de Filosofía en la Universidad de Valencia. Ha sido, junto a Jorge Brunete, coordinador de los pliegos Las Minitrincheras, con la colaboración del café cultural El Dorado-Mae. Ha creado, de nuevo con Jorge Brunete, el blogPoesía de la Frontera. Poemas suyos han aparecido en la antología "Por donde pasa la poesía", en la revista la Hamaca de Lona, en Manuales de Instrucciones de la Fundación Inquietudes, y en Las Minitrincheras.

JOSÉ ANTONIO LABORDETA, POESÍA REUNIDA 1945-2010.


La presentación de una publicación con toda la obra poética de José Antonio Labordeta, es la excusa para que nos reunamos los maños afincados a esta parte del Ragudo, el "abuelo", siempre fue una referencia para nosotros, como poeta, cantautor, divulgador de todo lo aragonés más desconocido, rechazando tópicos y sobre todo por su postura ética más comprometida; y nos confabulamos junto al foro de Debats de la Universitat de Valencia en este homenaje, el próximo jueves día 15 a las 7,30 tarde allí estaremos apoyando la convocatoria:
Asociación Poética Caudal, Asociación José Antonio Labordeta, Grupo literario y cultural Alfambra y la librería Primado. Que nos sumaremos a Alfons Cervera, Antonio Pérez Lasheras y Nacho Escuin, en el Aula Magna del edificio La Nave, calle Universidad. 
Poesía reunida 1945-2010. Edición de Antonio Pérez Lasheras. Eclipsados / Rolde. 2011, está presentado en un estuche que  separa los dos tomos: Primer tomo, ‘La duda en el paisaje (Vida y obra de José Antonio Labordeta),  que va de adelante hacia atrás, de sus últimos años y de su proyección pública hasta la configuración, paso a paso, de su biografía y de sus referentes, ya conocidos: la huella de los padres, la influencia de su hermano Miguel, el colegio Santo Tomás, los años turolenses, el movimiento de la canción popular. Pérez Lasheras cita a sus estudiosos y al propio Labordeta, que fue un intenso y siempre memorialista de sí.
El segundo tomo, ‘Setenta  y cinco veces uno. Poesía Reunida (1945-2010)’, contiene la lírica que publica el autor de ‘El canto a la libertad’: desde ese poema escrito con diez años hasta los que redactó en junio de 2010, muy poco antes de fallecer, poemas que aparecieron en libros como ‘Las sonatas’, ‘Cantar y callar’, ‘Treinta y cinco veces uno’, ‘Tribulatorio’, ‘Método de lectura’, ‘Jardín de la memoria’, ‘Monegros’ o, entre otros, ese proyecto tan emocionante que es ‘Foto de familia’, que publicó en su blog y en la revista ‘Rolde’, donde evoca a sus padres, a su hermano, ese universo que siempre llevó consigo como quien lleva un saco de espectros y de emociones indelebles. Decía: “Se vuelve siempre / a la ojeriza de los atardeceres, / a la lentitud de las noches, / y al amargo sabor / de los amaneceres: / se vive al fin y al cabo”.
Nos sumamos a las palabras de Antón Castro cuando dice:
José Antonio Labordeta fue un poeta de lo íntimo, irónico y nostálgico, un poeta del amor (de la familia, de su amada Juana, un poeta reconcentrado en el seno matricial). Labordeta fue un poeta de la soledad, un poeta solidario, y un poeta del paisaje y del paisanaje.

EL CLOT DE LA LLUNA, ANIMACIÓ LECTORA-POÈTICA

        Para los más pequeños, una divertida actividad de animación lectora en valenciano, el sábado día 3 a las 6 de la tarde en la librería, las herramientas: un libro de poesía "El clot de la lluna", y un extraordinario rapsoda cuenta cuentos Vicent Camps.


Aquest poemari parla de valors, mitjançant
una poesia senzilla i divertida, i
està creat, amb les sensacions suggerides
per les xiquetes i els xiquets, en els recitals
que l’autor realitza per les biblioteques i
centres escolars del País Valencià; especialment
amb els últims cursos de primària i
primers de secundària.

Va acompanyat d’activitats
per aprendre a recitar en
veu alta i d’un cd amb tots
els poemes recitats per
l’autor.

Vicent Camps
Va nàixer a Xirivella l’any 1958, i estudià declamació
a València. És un dels pocs recitadors
professionals del País Valencià, treball que realitza
des de fa més de vint anys. Ha participat en
diverses antologies com a autor, i té publicats
diversos poemaris, així com discos de poesia
recitada. En l’actualitat el seu treball està centrat
a ensenyar a recitar i a escriure i fer recitals
poètics per a xiquets i joves.

ANNA ROSELL Y AMELIA DÍAZ


                                                                                                                                                                        Dos autoras vienen a presentar el viernes, día 2 a las 20 horas sendas obras, en la librería: Anna Rosell y Amelia Díaz,

Anna Rosell reside en Barcelona, es profesora titular de Universidad (Filología Alemana)hasta diciembre 2009. Actualmente se dedica únicamente a la crítica  a la investigación literaria y a la escritura creativa, sus últimas obras publicadas este año y que nos presentará el  jueves son la novela Mondomwouwé, y el poemario Quadern Malià / Cuaderno de Malí.
.

Amelia Díaz Benlliure de Castellón,  licenciada en Ciencias Matemáticas. Ha publicado poemas en numerosas antologías, Colabora con la revista cultural DeGlozel, de publicación trimestral, en la sección de poesía. Es la responsable de la sección de literatura de la revista cultural “Azahar, esencia cultural de Castellón”. Es miembro de los colectivos poéticos “Poetas sin sofá”, de Castellón –donde publica en sus cuadernos trimestrales “Asofaciados”- y de “El laberinto de Ariadna”, de Barcelona. Nos presenta su recientemente publicado primer poemario en solitario, “Manual para entender las distancias” (Ed.ACEN),donde expresa el sentimiento de alejamiento desde los puntos de vista amoroso, social y, en casos, marginal.
 

Ambas estarán acompañadas en la presentación por el poeta castellonense Marcelo Díaz.

COLORES EN PUGNA, SOFÍA FADDEEVA


PRESENTACIÓN NOVELA "COLORES EN PUGNA" DE SOFÍA FADDEEVA, el martes día 22 a las 19,30 horas, acopañada por Antonio Martinez i Ferrer, y Javier G. M.

 SOFÍA FADEEVA es originaria de Rusia. Cuenta con la nacionalidad mexicana.

En los años 1986-1990 publica poemas, cuentos y ensayos en periódicos, revistas y almanaques de Rusia. En 1991 se gradúa en los cursos de Guionistas de Cine en Moscú. Como narradora fue finalista en el II Certamen internacional de la casa editorial Terra Austral en Australia denominado "Nosotros los Inmigrantes, nosotros los emigrados", realizado en el 2004. Trabaja de profesora en el
Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México. En la actualidad reside en el Área metropolitina de la capital de México.

SOFÍA FADDEEVA llega a Valencia (LIBRERIA PRIMADO) a presentarnos su último trabajo en formato novela: COLORES EN PUGNA

SOFÍA FADDEEVA es una excelente poeta, pero en esta ocasión navega por las plácidas o tortuosas aguas de la novelística.
 En esta novela la variedad de los temas abarcados por la autora es tan amplia como aquella que se presenta en la vida de una mujer decidida a toda costa encontrar un rincón en la tierra donde ella pudiera ser feliz.

La violencia de género, los deseos eróticos, las diferencias y prejuicios sociales, el choque de las culturas, de los colores de piel, del origen, el amor y el odio... colores en pugna.

La exquisita sensibilidad del personaje principal que se forja tras tantas turbulencias vividas les dejará el corazón roto y una alegría interior indescifrable, conmoverá por su sentido de la compasión y del humor, incluso de auto-ironía.

Con una gran maestría la autora cautiva la atención del lector llevándolo por los laberintos de una trama que lo envuelve con sucesos inesperados. Existen en el texto una pasión desbordante en el uso del idioma y el estilo es totalmente personal.

La autora por sí misma es un enigma: rusa, vive en Méjico y publica en España una novela sobre El Ecuador, el país que conoce - y esto se percibe claramente en la novela - muy bien, con todas sus bellezas e idiosincrasias.

Presentarán el evento los poetas Javier GM. y Antonio Martínez i Ferrer.

CON EL AGUA AL CUELLO, PETROS MÁRKARIS


Grecia está de moda, y ¿con el agua al cuello?, yo, escapando de los tediosos y previsibles debates televisivos de los candidatos a enriquecerse a costa de nuestra ingenuidad, me he procurado una novela policíaca de este autor greco-turco, que es mucho más real en lo que describe que la visión que estos profesionales de la política trasmiten, no he perdido el tiempo, y os la recomiendo vivamente. 

De Petros Márkaris, ya me había leído Noticias de la noche y El accionista mayoritario, pero es esta. tal vez por su vigente actualidad, la que más me ha gustado, en con El agua al cuello, el comisario Jaritos nos describe con crudeza ironía y realismo los entresijos de las mafias financieras, de un sistema, el capitalista corrupto y criminal.  

SINOPSIS


Un caluroso domingo del verano de 2010, el comisario Jaritos asiste a la boda de su hija Katerina, esta vez por la Iglesia y con fanfarria musical. Al día siguiente, poco después de llegar a Jefatura, le informan del asesinato de Nikitas Zisimópulos, antiguo director de banco, degollado con un arma cortante. El macabro homicidio coincide con una campaña que alguien, amparándose en el anonimato, ha emprendido contra los bancos, animando a los ciudadanos a que boicoteen a las entidades financieras y no paguen sus deudas e hipotecas. Lo cierto es que Grecia, al borde de la bancarrota, pasa por un momento muy crítico, y la población no duda en salir a la calle para quejarse de los recortes en sueldos y pensiones. Para colmo, Stazakos, el jefe de la Brigada Antiterrorista, sostiene que el asesinato de Zisimópulos podría ser obra de terroristas. Jaritos, en desacuerdo con esa hipótesis, tendrá que apañárselas con sus dos ayudantes para enfrentarse a un asesino cuyos crímenes apenas acaban de empezar.. 





FRAP, UNA TEMPORADA EN ESPAÑA de RICCARDO GUALINO


El próximo jueves, día 10 a las 20 horas, Riccardo Gualino, uno de los cofundadores del FRAP, y dirigente durante varios años nos vivita en la librería para presentarnos su libro "FRAP, Una temporada en España", estará acompañado por el profesor de Historia, Sergio Rodriguez

Particularmente en Valencia está organización tuvo una importante participación en la lucha anti-franquista, fueron centenares los jóvenes militantes que sufrieron persecución o carcel en aquellos años, por formar parte del grupo revolucionario, hoy se ve con distancia, pero es innegable que el esfuerzo, la entrega, la convicción en la defensa de unos ideales contra la dictadura, no pueden ser ignorados, y de la voz de Riccardo, traladado desde su actual residencia en Roma, nos enteraremos de algunas de las historias que se sucedieron, en un piso de París, en la embajada albanesa, o en un piso del cercano barrio de Orriols. 

Dice Riccardi Gualino
Mi libro tiene que ver con la memoria del pasado, aunque sea de forma limitada y abstracta cual libro de recuerdos. Hay otro aspecto, el último, que quiero aclarar. Independientemente del papel grande o pequeño jugado por cada uno de nosotros, la historia de los comunistas en el último siglo es una historia grande. Y se engrandece aún más, a pesar de sus errores, de las muchas mezquindades y también algunos hechos atroces, si se contempla el desastre de las mediocridades mercantiles y televisivas de hoy. De esto estoy profundamente convencido. Y se trata de una razón más a favor de este esfuerzo individual y colectivo de escritura y recuerdo, que me gustaría ver cómo se difunde y afianza entre nosotros. Y ello, independientemente de todo criterio utilitarista, aunque sea noble de utilidad y por una noble causa. Digamos que es algo que tiene un valor por sí mismo.





ELEGÍA EN PORTBOU, ANTONIO CRESPO MASSIEU

Tenemos una buena ocasión para disfrutar de la obra de un gran poeta en la  Próxima presentación para el jueves día 3 a las 20 horas de Elegía en Portbou es un libro estremecedor, de una gran altura estética y emocional, en el que Antonio Crespo Massieu indaga en la memoria de más de medio siglo de derrotas y esperanzas. En el dolor, sin duda. Pero también en los actos de bondad y de resistencia. El poema es espacio de acogida, de salvación de tanta vida aniquilada. En su afán de totalidad pretende ser testamento personal y colectivo, levantar acta de una biografía y de un espacio histórico: el que va desde la derrota del 39 hasta el final de la dictadura y nuestro mismo presente. La palabra nombra en este extenso poema, inacabado y abierto por su misma pretensión, las heridas del siglo XX, quizá el más cruel de la Historia. Crespo Massieu rescata las voces perdidas, los nombres olvidados, mediata acerca de la vida y la muerte y nos sitúa ante la indecible belleza que se contempla desde el blanco cementerio de Portbou. Estará acompañado por Laura Giordani, que lo presentará.


Antonio Crespo Massieu (Madrid, 1951) es licenciado en Filosofía y Letras (Filología Hispánica) por la Universidad Complutense y Diplomado en Estudios Portugueses por la Universidad de Lisboa. Profesor de literatura española en Enseñanza Secundaria.




Desde 1997 es responsable de las páginas literarias de la revista Viento Sur. Ha publicado los poemarios En este lugar, con el que obtuvo en 2004 el “Premio de Poesía Kutxa Ciudad de Irún” en su XXXV edición y Orilla del tiempo (2005). En 2009 apareció en la colección de Narrativa Bartleby su libro de relatos El peluquero de Dios. Ha escrito trabajos de investigación y de creación literaria en revistas como Anthropos, Revista da Faculdade de Letras-Universidade de Lisboa, Asparkía,La ortiga, Dossiers feministes, Diálogo de la lengua, El cielo de Salamanca, Riff-Raff, Cuadernos del matemático y cbn.




Y aquí, ante este mar, en este cementerio de luz y espliego,


en este rincón donde la tierra se esconde, donde los hombres

desaparecen perdidos en azul, en serpenteante línea que desciende

y escala la montaña, en negro vacío que horada siglos, distancias.

Aquí jalonado de muertos, en este promontorio de ausencias,

en la escarpada memoria de los que fueron y de lo que fui,

en las voces que suben y se hacen signo, azul sobre blanco,

en el reconocimiento de lo que perdí, de mis sombras y las suyas,

en esta respiración acompasada con los muertos, este vaivén

de rezo o suspensión, de acompañamiento o herencia,

en esta devolución consagrada, circunvalada, rodeada

como piedra o carne, en este llanto que es palabra,

en esta latitud del siglo donde mi pasado se diluye

como agua verde o espasmo de un recuerdo conquistado

al olvido y sus trampas, a los maliciosos del consuelo.
 
(..)



Y sin embargo nada,


ni la noche, el horror, el miedo,

nada

abolía la sonrisa, la inconsciente esperanza,

el saberse inicio, terso reclamo

de un mañana venidero, inevitable, nuestro.

Éramos certeza, una luz,

un cuerpo esperando otro cuerpo,

un descenso torpe, casi un balbuceo,

desde la tibieza, desde ese indeleble desamparo

que nos acogía y estallaba en deslumbramiento:

lo soñado tan real como un dedo

que desciende, como deseo



abierto en iris, en carne retenida, en susurro

de piernas, en un furor tan dulce como abandono.

¡Ah tu pubis incandescente iluminando la estancia!

llamando la mirada como lo negro contiene la luz,

llamarada que viste la penumbra y nos encamina

a la caricia, a dilatar infinito el deseo hasta llegar

donde apunta y abrir la carne al común estremecimiento,

al abrazo de mundos que juego y pasión, ferocidad

y ternura confunden y todo se resuelve, se revuelve en instinto

y luego se adelgaza en pequeña palabra, cansancio,

otro encuentro que es reposo, rememoración, olvido

EL ÚLTIMO INVIERNO, ENCARNA BERNAT

-El próximo miércoles día 2 a las 19,30 horas presentación de El último invierno,de Encarna Bernat.


Título:   El último invierno

Los protagonistas de esta historia, Irene y Alex son un matrimonio de profesores de universidad. Lo tenían todo para ser felices, pero una tragedia cambió el rumbo de sus vidas... Irene decide que no puede seguir con su matrimonio al lado de Alex y termina por romperse esa historia de amor que reunía todos los ingredientes para triunfar. Nuestra protagonista, Irene, decide pedirse un año sabático. Le ofrecen durante este tiempo dar clases de Historia del Arte en la Universidad de Florencia. Ella acepta marchar a Italia durante un año, para sustituir al profesor titular de la asignatura en dicha universidad. Una vez allí, en su vida se irán produciendo cambios que poco a poco harán que tenga que tomar decisiones. Cuando el lector piensa que sabe lo que va a suceder, justo cuando todo parece estar claro, la novela da un giro que sorprenderá al lector. Solo al llegar al final entenderemos el título de la misma. Con una tremenda carga emocional, El Último Invierno, es una novela que nos hace reflexionar y cuestionarnos muchas cosas.


Encarna Bernat Saavedra estudió Humanidades en la Universidad Jaime I de Castellón. Ha publicado diferentes artículos en varios periódicos y sus relatos han sido leídos en la radio. Trabajó para diferentes medios de comunicación, además de ser miembro del consejo de redacción de una revista cultural. El Último Invierno es su primera novela.














LA CAJA DE MÚSICA y LA CIUDAD DE LOS GATOS

      Es para el próximo viernes, día 28 a las 20.00 en la Librería, dos óperas primas, tenemos el placer de invitaros a la presentación doble,  de "LA CAJA DE MÚSICA" de OLGA MUÑOZ CARRASCO (Fundación Inquietudes y Asoc. Poética Caudal) y "LA CIUDAD DE LOS GATOS" de AGUSTÍN LINUESA (Cocó editorial).




"La caja de música" de Olga Muñoz, es el segundo poemario en que La Asociación Poética Caudal participa en la edición, haciendo posible uno de los objetivos de la misma y de la Fundación Inquietudes: visibilizar voces poéticas de gran potencia que no hayan sido publicadas. En este caso es, sin duda, un poemario que promete y que tal y como se lee en el prólogo de Yaiza Martínez "no se barrunta discontinuidad alguna entre los lugares habitados y el yo poético que los ocupa". Un poemario que no os dejará indiferentes.

Hay una casa amarilla.


Hay dos patios donde colgar

mis manos junto a las tuyas.

Hay tres limones

sobre un arca de olor.

Existen también vencejos

alcobas hondas

gatos invisibles.

Me apresuro.

Quisiera despojarme de los brazos

para alcanzarlo todo:

el fogonazo y su ceguera

el sabor árido del estiércol.





---

El murmullo de la luz

arrastrándose en los patios

deslumbra a los habitantes

de la alta casa.

No quedan balcones

ni mujeres descalzas

en las barandas.

Sobre el alféizar

—sábana o cielo—

un breve pedazo azul.

El aire amarillo

impregna quicios lámparas.

Amarillo adherido a las puertas

libros amarillos

que traen luz a los ojos.

Amarilla la luz.



(Olga Muñoz, La caja de música)




"La ciudad de los gatos", de Agustín Linuesa, es pese a su juventud, una edición esperada mucho tiempo por los que seguimos su buen hacer poético, aquí una pequeña muestra.



En el preciso instante del hombre

La ciudad está dormida

En el preciso instante del hombre

La voz corriendo a través del puente

En el preciso instante del hombre

Huyendo a través de la cebada

En el preciso instante del hombre,

sonriendo como grises calaveras

Como monstruos esperando

en el preciso instante del hombre,

que llegue la noche.





----

Luego el cristal y las manos lentas,

apenas el sexo lamido me despertaba era un hombre bueno

y repartía mis habas a los mocosos

y dibujaba con frío figuras en la mañana con unos dedos

inventando acertijos,

preguntándonos si quizás una escalera bajo la nieve

Alguien amable que yaciera por

colocar semillas buenas entre su boca redonda

y ver crecer a los muchachos

que hubieran nacido como dientes

esperando el plomo de la bala.

(Agustín Linuesa, La ciudad de los gatos)




RAFAEL SARAVIA Y CECILIA QUILEZ


-De nuevo selección de lujo en la librería, Rafael Saravia y Cecila Quílez, poetas, vienen a presentarnos sus últimos poemarios "Llorar lo alegre" y "Vísteme de largo" respectivamente, el viernes día 23 a las 20 horas. Organizado en colaboración con la Asociación Poética Caudal, al finalizar organizaremos una Jam poética en Kafcafé.

Rafael Saravia.- Poeta, editor y fotógrafo. Nace en Málaga en 1978. Reside en León desde su infancia. Fundador del Club Cultural Leteo y Ediciones Leteo. En el ámbito literario, ha colaborado con diversas publicaciones nacionales e internacionales (Ágora, Cuadernos Hispanoamericanos, Turia, Nayagua, The Children´s book of american birds, Entrelíneas, Punto de Partida –UNAM-, etc) así como en recitales (España, Portugal, Brasil, Italia, etc) y páginas web. Tiene publicado el libro de poemas "Desprovisto de Esencias" (Renacimiento, 2008), “Pequeñas conversaciones” (Amargord, 2009) y "Llorar lo alegre" (Bartleby Editores, 2011). Participa en las antologías “Novilunio” (1998), “Petit Comité” (2003), “Antología del beso, poesía última española” (Mitad Doble Editorial, 2009), “A Pablo Guerrero, en este ahora” (Ed. El Páramo, 2010) y "Por donde pasa la poesía" (Ed. Baile del sol, 2011). Suya es la edición y el prólogo del libro “El río de los amigos, escritura y diálogo en torno a Gamoneda” (Calambur, 2009). En el ámbito fotográfico ha desarrollado diversas exposiciones individuales y colectivas


PETITE MORTE

Se fue sin prescindir de las bóvedas;
se las llevó todas puestas.
Sacó del extremo convulso una apetencia imposible.

Luego, llegó al presente:
Te asomo a mi boca,
te obligo y me obligas a reconocer lo inexacto.

Me bebo tus ángeles y sediento pido tu celo más abrupto.
Te tumbas sin sueños,
te agitas y brindas tu último gramo a mi tempestad.

Me vuelves aliento de ficus y baño de inusitada fe.
Te inclinas... me inclino..
lloramos lo alegre en nuestra piel.



















Cecilia Quílez Lucas, Algeciras (Cádiz). Tiene publicados cuatro libros de poemas: La posada del dragón (Ed. Huerga & Fierro) Un mal ácido (Ed. Torremozas), El cuarto día (Ed. Calambur) y Vísteme de largo (Ed. Calambur). Estos títulos han obtenido críticas en El Cultural, ABC de las Letras, Diarios de Ávila, Navarra, Granada, Cádiz, Málaga y León, Revista Leer, Mercurio y República de Letras, entre otros. Ha colaborado en programas de radio y coordinado y dirigido exposiciones de pintura y escultura para instituciones de arte y en los catálogos de éstas.
Tiene relatos y artículos publicados en diversas revistas y publicaciones (Álbum de las Letras, La Cultura de Madrid, Microfisuras, Punto de las Artes, Diario el Mundo, Ágora, Revista de Museología, El invisible anillo, The Children‘s Book of American Birds, O‘Escritor, etc.) e igualmente en webs literarias. También ha participado como ponente en diferentes jornadas sobre literatura y realizado recitales y conferencias nacionales e internacionales, programas de televisión y radio. Ha sido incluida en recopilaciones junto a otros poetas: “Entre el clavel y la rosa” (Ed. Espasa Calpe), “Madrid Capital” (Ed. Sial), “Madrid: una ciudad muchas voces“ (Ed.Arteidea),“Fuga de la Nada“ (Bohodón Ediciones), “El río de los amigos” (Ed. Calambur), “Poetas a orillas de Machado“ (Abada Editores, 2.010) y “Mujeres en su tinta“ (Ed. Atemporia & UNAM).

Esta dulce mentira siempre hambrienta
no me da nada a cambio.
Cierro los ojos.
Salgo sin manzana y sin agua a la vida
cómo un tránsito obligado.
Mi perro entiende mejor esto.
Paseo por la misma calle cada mañana
y veo un ciego caminando muy deprisa.
Tengo los ojos abiertos y el dolor acude a ellos.
Las lágrimas caen sumisas en el pavimento.
Hay un charco de preguntas.
Mi perro orina en él,
entiende que eso es la vida.
Cierro los ojos.
Aún busco algo de caridad en la belleza,
busco en la inquietud anegada por el hambre.
Hoy el ciego camina más lento y roza mis párpados:
Ha dejado caer una manzana.


HISTORIAS DE ESTE MUNDO, MATÍAS ESCALERA

 -El mejor inicio de temporada literaria que podíamos tener, la visita de un reconocido autor. Matías Escalera Cordero, un escritor y amigo madrileño que viene a presentarnos su último trabajo, el libro de relatos, Historias de este mundo, con su presencia, el próximo viernes día 16 a las 20 horas, daremos por inaugurada la campaña en Primado.

Según Javier Rodríguez, el autor del prólogo: “… Historias de este mundo es fruto de un raro –y poco frecuente ya– esfuerzo literario, de un autor que hace cosas bastante raras en casi todos los palos de eso que se llama poética, o literatura; que no es otra cosa que la imitación programáticamente sesgada de la realidad. Más que un gradus ad Parnasum, como pudiera parecer, la atenta lectura de los relatos que siguen es un auténtico asaltar los cielos… En la amplia gama de sistemas narrativos que se usan en este libro, conviven casi todos los registros posibles del relato actual; aunque la cosa está en cómo usar estos cuentos, para qué, a favor de qué, y contra qué o quiénes se usan… Y, más allá incluso de la voluntad de Matías Escalera Cordero, estos relatos bien valen para releer, en sentido estricto, y no tanto para mostrar –como dice él–, sino para enseñar, en ese raro y arcaico mundo de lo que fue la literatura, lo que no dicen precisamente ya los modelos literarios. Y es que detrás de cada una de estas narraciones hay un discurso distinto, un modelo distinto de contar que se destripa. ¿No fue esa la voluntad que movió a la primera, y ejemplar, colección de relatos modernos en nuestra lengua? ...”


Matías Escalera Cordero (Madrid, 1956), es autor de la novela Un mar invisible (IslaVaria, 2009) y de Historias de este mundo (Baile del Sol, 2011); así como de los poemarios Grito y realidad (Baile del Sol, 2008), Pero no islas (Germanía, 2009) y Versos de invierno para un verano sin fin (en fase de publicación. Eclipsados, 2011). Ha sido galardonado con el premio de literatura dramática, Sala Margarita Xirgu, de Alcalá de Henares, por su obra de teatro El refugio (GPS, 2009), y con el accésit de la primera edición del concurso de Teatro Radiofónico convocado por el Ateneo Riojano y Radio Rioja Cadena Ser, en 2010, por la pieza corta “Búscate la vida”, que, junto con otras cinco piezas teatrales (incluidas en Seis piezas cortas y adaptables para talleres críticos de teatro) puede encontrarse en la biblioteca digital de la revista MLRS (www.nodo50.org/mlrs/). Además, es guionista del cortometraje documental titulado Futuro imperfecto, dirigido por Lino Escalera (disponible en www.linoescalera.com); y ha sido incluido en los siguientes poemarios colectivos: Los centros de la calle: antología pequeña (Germanía, 2008), Voces del Extremo: poesía y capitalismo (Fundación Juan Ramón Jiménez, 2008), Voces del extremo: poesía y tecnología (Béjar, 2009), Versos para derribar muros: antología poética por Palestina (Los Libros de Umsaloua, 2009), Para Miguel: Centenario del poeta Miguel Hernández, 1910-210 (Atrapasueños, 2010) y Voces del extremo: poesía en el desierto (Ateneo Riojano, 2010). Como profesor de lengua y literatura españolas, conoció de primera mano el final de la Europa de los bloques militares, desde Moscú, primero; y desde Ljubljana –capital de Eslovenia–, en la antigua Yugoslavia, más tarde. En su vertiente crítica, además de los múltiples artículos publicados en diversas revistas internacionales de su especialidad, destacan el libro La (re)conquista de la realidad (Tierradenadie Ediciones, 2007), del que es coordinador, y su participación en el libro colectivo La República y la cultura. Paz, guerra y exilio (Istmo, 2009), coordinado por Julio Rodríguez Puértolas, de la Universidad Autónoma de Madrid. Es también miembro del consejo editor de Tierradenadie Ediciones, desde el que coordina varias secciones de la revista digital Youkali (www.youkali.net); y Secretario de Redacción de la revista de filología Verba Hispanica, editada por la Universidad de Ljubljana, en la que fue profesor.

LOS SUMERGIDOS, MIGUEL ÁNGEL CURIEL

Ya se acabaron las vacaciones, el caminar por los senderos pirenáicos que conducen a parajes lacustres y petreos en Boí-Taull. Para hacer más liviano el regreso leo y recomiendo este magnífico último libro "Los sumergidos", del poeta y amigo Miguel Ángel Curiel , a disfrutar.

LA FIESTA


.

Unas palabras que ya no se cotizan, que
no ascienden una vez liberadas, o porque hay

demasiada luz, o se cargan con más peso del

que debieran asumir. De todos modos las he

leído en la fiesta y la gente ha aplaudido. Sa-

car un papel doblado del bolsillo de la cha-

queta, ahí están escritas. Unos renglones que

ascienden. Pensé siempre que lo que escribi-

mos o decimos debía ascender, aunque fuera

ligeramente, y si fuera posible salirse del pa-

pel. Ascender, como la alegría más leve, no

como el caracol o la babosa, que se deslizan

dejando una marca amarilla, unas líneas de

baba, de mucosidad cruzándose en los techos

y en las paredes blancas. Palabras que van de

una oscuridad a otra. Trazos lentos y sin ori-

gen. No es porque me haya puesto ahora un

caracol en el brazo esperando que me reco-

rra que digo esto. No era un buen ejemplo

para lo que quería decir. Las palabras deben

ascender, así es que no deberían encadenarse

unas a otras, sino soltarse al momento para

abrir el espacio. No deberían formar una

pesada cadena. Cierro los ojos y me duelen

los eslabones de nieve. Ellas mismas dejan

el mundo por un instante y no pesan. Allí

arriba parece que hay puentes metálicos, las

cabras de montaña los cruzan pero de una in-

visibilidad a otra. Era más fácil elevar metales

que piedras, casi todo era más fácil que eso.

Esos puentes metálicos más ligeros, que flo-

tan en la alegría allí arriba. Hasta las palabras

de amor pesan demasiado para esta misión;

hermosas, no hablan más que de la posesión.

Son como las cometas de papel, sólo el hilo

es lo que las hace volar, estar en el aire. Roto

el hilo caen en la turbulencia. Caen rompién-

dose en la fiesta. Un hilo que une la ternura

a la violencia del aire las hace estar allí arriba,

a veces bailando, otras quietas. Pero no qui-

se leer esto en la fiesta. Les hubiese parecido

un texto demasiado disipado, efervescente;

un hielo desaparece en el licor. Hay quien se

mete piedras de hielo en la boca, caramelos

del pasado. Bocas frías, eso hice antes de leer

el texto ascendente, dejar piedras de hielo

en las bocas de los comensales. Pero no leí

esto. Tenían que ascender como cometas sin

hilo, o si no cometas, algo parecido a las sá-

banas, algo muy blanco en el aire casi tan li-

gero como las nubes. Esas sábanas en el cielo

descendiendo ligeramente o quedándose para

siempre como pájaros de hilo que chillan. Leí

algo más directo, pero esas palabras se soste-

nían mal, eran lombrices salidas de la tierra,

perforadoras de los instantes, palabras oscu-

ras aireando la cal o los montones de arena.

¿O no hacen eso estas lombrices un poco an-

tes de que llueva, escribir palabras indecisas

en la luz, o ese silencio de ramas en el que te

dispersas demasiado?



Bajo mis pies hay dinosaurios, bordes de

abismo, alas de hueso. ¿Qué soy entonces, el

ujier de estos misterios, un hombre libre o

una liebre borracha?



Otra vez puentes metálicos allí arriba so-

bre esas ondulaciones de hierba peinada o sá-

banas, y al final ese paisaje donde ella baila

con las raíces, una hondonada con árboles

clavados, chopos boca abajo. ¿No será eso lo

que se llevan mis ojos al corazón, un paisaje

abierto por un río seco?



Nunca se hizo el milagro. Durante mu-

chos años lo esperaste. Qué queda entonces

sino la gravilla blanca de los viejos caminos

o ese retrato de mujer que has dibujado con

carboncillos, un rostro blanco. Al menos tie-

nes su maquillaje en los dedos. ¿Cuánto tiem-

po estaría subiendo el hombre para traer las

palabras verdaderas al mundo. Y esos árboles

quemados, dónde tienen las bocas y las ore-

jas? Sólo veo nudos de silencio en la madera y

muy arriba astros con víboras.



¿Si escucháis por las raíces las campanadas

de hielo, no podríais escucharme a mí que ya

no hablo? Pero esto no lo dije en la fiesta, sino

otras cosas menos invisibles, que se libran de

mí y me dejan más vacío y ligero que de cos-

tumbre. Esto lo notas bien al meter la mano

en el agua, nunca dejas de ver la mano en el

agua. Una mano sumergida en el agua; era así

la escritura de la alegría, y la mano que escri-

bía, al arrastrar las palabras, no era más que

una mano sumergida o sometida al silencio

del agua y la trasparencia, o como lágrimas

de gusano mientras saca el hilo de su muer-

te. Toda mano escribe sumergida. ¿Ycuánto

tiempo la tuve bajo el agua aún cuando esta

estaba fría a principios de abril? Pero lo que

quería decir no era esto, se trataba de algo

más transparente, menos pesado, como ma-

nifestar una dicha, y esa dicha era la misma

que la del día. Poco podía aportar a la luz,

y mi sombra en la hierba era siempre mayor

que yo. Me marché de la fiesta por las som-

bras de la noche.



Existía entonces un espacio para las pala-

bras no corrompidas, donde estas establecían

con la luz un reino invisible.

Pero a veces nos eran arrancadas de la boca

con fuerza.

TODAS LAS MUJERES, GUY DE MAUPASSANT.

GUY DE MAUPASSANT,  TODAS LAS MUJERES

¿Quién teme a las vacaciones?, No dudes de tu selección lectora para combatir el hastío del estío, si estás harta de novelas escandinavas tenebristas que son superadas por la dura realidad, aquí el hallazgo, la recomendación clásica para un verano sin complejos.

De uno de los más grandes cuentistas del siglo XIX,  sus mejores obras recopiladas en este libro de Siruela, hasta casi 60 en 800 páginas, esto si es para pasar unos gratos momentos, y no el tinto de verano, además no produce gases. A disfrutar y nos vemos en Septiembre.



Extracto del Prólogo de Mauro Armiño



En los diez años que, en la práctica, dura la carrera literaria de Guy de Maupassant, de 1880 a 1890, además de cinco novelas que, para él, eran lo mejor de su obra, escribió poco más de 300 cuentos, relatos o novelas cortas, por los que pasan, además de las obsesiones del autor, los especímenes más notorios, y también los más raros, de la sociedad francesa de ese fin de siglo; en ese momento está naciendo la Belle Époque, y a esa gestación asiste Maupassant, yel valor de la autobiográfica no es nada desdeñable: como dice una expresión francesa, Maupassant fue un hombre «cubierto de mujeres»: sus abundantes relaciones amorosas desde la adolescencia –como miembro de una pandilla de alegres remeros que bogaban
por el Sena los fines de semana dispuestos a aprovechar y disfrutar de la menor ocasión–, hasta su última etapa –cuando la locura, fruto de una sífilis juvenil mal curada, encierra su mente en el caos–, y hasta su muerte en 1893, con cuarenta y dos años, le permiten considerar pertinente que, entre los 18 y los 40 años, un hombre «haya podido poseer a doscientas o trescientas mujeres».

Maupassant, que se había educado con el

maestro de la «escuela de la mirada», con Flaubert, no podía

dejar de rehacer un catálogo de situaciones y de tipos. Y

el tipo mujer –en un momento en que, entre clases sociales

concretas, la mujer empieza a figurar como criatura independiente,

con un estatus social propio y tratando de liberarse

de una dependencia marital muy rígida que la fuerza a

traspasar los límites permitidos por esa sociedad–, ese tipo,

mujer, adquiere un peso preponderante en los relatos maupassantianos.

Flaubert había dejado en Madame Bovary el

reflejo más poderoso de los cambios que estaban produciéndose

en la conciencia de algunas mujeres

Pasan por estos relatos todos los tipos femeninos: desde

la apasionadamente enamorada hasta la seducida, la engañada,

la libertina y la cortesana; retratos en distinto marco

y con diverso colorido: desde la joven enamorada del amor

a la vieja celosa, la madre que lleva el cariño más allá de los

límites racionales, o la criadora de monstruos que vende a

los feriantes; desde la mujer infanticida a la prostituta o a

la heroína que venga la muerte de su hijo; la que devuelve

crimen por crimen, la que sufre o hace sufrir el sadismo o la

violencia; la niña violada o la solterona que recuerda emocionada

el amor de un niño a cuyo recuerdo ha inmolado su

vida; mujeres frente a hombres, engañadoras y engañadas,

seducidas o seductoras, adúlteras o fieles hasta la muerte a

un amor idealizado, casadas que soportan el matrimonio

o gozan de su suave pasar, que aconsejan y dan lecciones

sobre las artes amatorias.

Es todo un mundo femenino el que pasea por estas páginas

de un Maupassant que, rodeado siempre de mujeres,

rechazó unirse a ninguna con la menor cadena. Misógino y

desapasionado profundo, no conoció, según confesión propia,

lo que era el sentimiento: «En toda mi vida no he tenido

una apariencia de amor, aunque he simulado a menudo

ese sentimiento que sin duda no experimentaré jamás».

Escritor joven y ya famoso a partir de 1880, Maupassant se

deja llevar por los abundantes ofrecimientos amorosos que

una abundante correspondencia femenina le proponía, sin

que ninguna de esas mujeres llegara a provocar sentimientos

en un hombre que reacciona siguiendo pautas tópicas

dictadas desde los púlpitos: «El deseo satisfecho priva al

amor de su mayor valor», asegura en su correspondencia.

La misoginia maupassantiana deriva de una visión del mundo

que marcó a buena parte de los artistas de la generación

finisecular. Carente de sentimientos, en cierto momento a Maupassant

parece aburrirle incluso el deseo: «¡Mujeres! Prefiero

sanguijuelas. Decididamente me parecen muy monótonos

los órganos de placer, esos agujeros sucios cuya verdadera

función consiste en llenar las letrinas y en asfixiar las fosas

nasales. La idea de desnudarme para hacer ese pequeño

movimiento ridículo me aflige y me hace bostezar de aburrimiento

de antemano». Maupassant

también se divierte, es capaz de profundizar con humor

e ironía en esa misma condición humana, de comprender

la variedad de posibilidades que la vida abre, de

captar con ojos compasivos la pobreza y la desgracia de los

seres desdichados; y de azotar también, con toda la saña

posible, inhumanidades crueles de las que son capaces

algunos personajes reales que el novelista se limitó a enmarcar

literariamente, mostrándolos tal como los datos de la

crónica de sucesos o de la anécdota oral se los han descrito.

Del conjunto de estos relatos en que la mujer es protagonista

–de felicidad o de sufrimiento, de amor o de engaño– se

desprende la fotografía de la condición femenina en una

época concreta; pero si a esa fotografía se le cambian los

elementos accesorios, el paisaje, los atuendos de la época,

surgen situaciones, costumbres y caracteres que todavía

hoy están vivos.

Mauro Armiño-