POESÍA EN LA CALLE

-Tomar la calle una noche de verano sin permiso, ¿desde cuando la palabra necesita licencia de ejercicio?, más de 60 poetas con la venia de Asterix el Galo y la complicidad de Mortadelo y Filemon, se adueñaron de la calle peatonal adyacente a la librería, en la que iba a ser una tranquila velada dentro, respondiendo a la sugerencia de Alicia, salimos todos con mesas y sillas, frías cervezas, patatas, textos y aceitunas, Lola bajó una enorme y deliciosa tortilla, Antonio orujo helado, otros vecinos vino, pronto había allí intendencia desbordando las mesas, y empezó el recital, a viva voz desfilando ordenadamente, se recito a Miguel Hernández, Marcos Ana, Roque Dalton, poemas propios y de otros que ahora no me acuerdo. A las doce de la noche como en el cuento pusimos fin a la fiesta de la poesía, el Potter abandonó por dos horas la cara de pijo y oyó cosas que nunca se imaginaba en Howards, Obelix sigue flotando, si es que la calle enseña mucho, sobretodo debe enseñar a compartir la palabra y la amistad.

Ahora a punto de salir de vacaciones, nos llevamos todos un buen sabor, el día 26 de Agosto estoy de vuelta, y ya pensando las actividades que nos esperan, pero mientras esto llega, desearos buenas vacaciones.
Salud





No hay comentarios:

Publicar un comentario