RECITAL DE POESÍA



-Tres jóvenes poetas, desde Cádiz, Sevilla y Madrid, se citan en Valencia para compartir con tod@s nosotr@s en dos únicos
recitales-presentación sus últimas publicaciones, el viernes 23, la librería Primado a las 20 horas, y el sábado 24, a las 22 horas el bar El Dorado de la calle Alzira, seran los lugares de encuentro, para como en ocasiones anteriores, acompañar las voces nuevas y de la poesía crítica que tiene entre nosotros una especial acogida por cuanto sensible con la demoledora realidad. De nuevo se brinda ocasión para una poesía intensa, para un lenguaje rebelde y esperanzado.

-"MINIMÁS", de CARMEN CAMACHO
A medio camino entre el aserto filosófico, del que se aleja por una especie de movimiento de muñeca poético, y del poema, al que finta con resolución filosófica, las minimás de Carmen Camacho propician un sentido reticular que va ocupando un muy insólito territorio de identidad y de pasmo, sin otra fe que la del asombro y sin otro norte que el de un lenguaje que se ha levantado irónico, pizpireto, revoltoso, centrífugo, insumiso... y exacto. Es como si el pensamiento femenino, harto de correr por autovías o por raíles que apuntan siempre en la misma dirección, ya hasta el gorro de señoras (en)varadas y espesas, que parecen llevar consigo el dogal del martirio y la punición, como antes el Corazón de Jesús, decidiera de pronto echarse al monte, ponerle color y vértigo al paisaje, sorteara los baches, fuera arrancándole agujas a los pinos y con ellas en los labios nos rascara en el corazón o en los espejos, justo donde una/uno no quisiera que le rascasen.
"LAS CENIZAS DE SALVOCHEA" de DAVID FRANCO MONTHIEL

Hemos venido para no hacernos más los sordos, para golpear desde la palabra, para continuar en pie amándonos, para mirar el rostro de la muerte, y seguir soñando seguir viviendo. Hemos venido para no volver, para despertar en el paso adelante y ser cada día un único cuerpo que desea una luz en carne viva, todos los verbos con plural desinencia. Hemos venido para cambiar la vida.
-"HAY QUE COMERSE EL MUNDO A DENTELLADAS", de ALBERTO GARCÍA-TERESA.
También con poesía, Alberto une su canto al del coro que, todavía no ganado completamente para la alineación, busca un sentido a su propia vida y no ceja en proyectarse hacia lo inaudito, lo excepcional, la rotunda belleza que está por ganar y que sabe ocluida por el falso cielo de celofán y tontería que promete la producción capitalista y sus mercancías. Belleza por debajo de todo lo desvaído y atufado. Belleza desmayada que hay que levantar de nosotros mismos para que nos ayude a caminar por la vida nueva que sigue siendo nuestro ansiar común, nuestro sueño contra todo lo que nos esclaviza en nombre de lo real y lo sensato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario