MIS RAZONES PARA NO LEER "EL NIÑO CON EL PIJAMA A RAYAS"



-En la mayoría de las ocasiones es el lector quien elige el libro, otras al contrario, es el libro el que selecciona al lector, hay ejemplares que se muestran seductores en el escaparate o en la estantería, su portada te hace un guiño y reparas en el, algunos ya desde la caja parecen mostrarse con más descaro ante el librero expectante, este, intrigado lo alza ante los ojos y repara en el título, la portada promete una historia apasionante, o una linda fabula, o un ensayo claro, arriesgado, y sobre todo convincente, le da la vuelta, busca en la solapa o en la sobrecubierta indicios que apunten el contenido, trata de descubrir la obra que le deje epatado, que lo sumerja en el placer que produce el hallazgo de una buena narración, eso pasa pocas veces, y lo más probable es encontrarte con una historia repetida y una soporífera narración. Cuando un libro te elige a ti es porque sabe que apreciarás su valía, cuando un libro no te selecciona, no insistáis, dejarlo, no estáis hechos el uno para el otro y viceversa. Pues eso me pasa con el título de marras, por unas razones o por otras me ha rechazado en la elección. El niño con el pijama a rayas, apuntaba una historia tierna pero repetida hasta la saciedad, que más se puede escribir después de leer el diario de Ana Frank, la trilogía de Primo Levi, y otros testimonios tan abundantes de los campos de exterminio, la obra de John Boyle me rechazó porque sabía que yo andaba buscando relatos del nazismo de hoy en día, ejemplos de niños palestinos o iraquies destrozados por las bombas, relatos de niños africanos embarcados en pateras, muertos y arrojados al mar, de niñas prostituidas por la miseria en el siglo XXI. Ya se que puede sonar demagógico, es un riesgo que corro, pero la abundancia del victimismo, del holocausto judío, sesgado por una excesiva manipulación y reiteración, en las que se silencian otras victimas, los 20 millones de rusos, millones de socialistas, anarquistas, comunistas, homosexuales etc, produce cierto hastío, y el alejamiento narrativo de la actualidad incomoda, me parece oportunista y cobarde, pero para mi tiene más interés hoy leer de esa gente olvidada, que de unos acontecimientos execrables de un tiempo en que los acomodados intelectuales miraban hacia otro lado, como hacen hoy, cuando estos acontecimientos se reproducen a pequeña escala sin que llamen su atención de insignes escribidores de historias. Y cuando en el futuro otros escriban sobre este presente sombrío, yo no podré leerlo.

8 comentarios:

  1. Coincido contigo. Viene al pelo de lo que comentabamos esta mañana en la libreria. Ni todos los poetas sociales o políticos tienen calidad o excelencia, ni todos los que se suponen que actúan en la sociedad con intereses libertarios son tan generosos y desinteresados. Es díficil poner la raya. Es difícil no ponerla sin caer en lo inadmisible y pernicioso: copiar el modelo neoliberal de amiguismo, fuindamentalismo y otros ismos que me callaré por prudencia.

    Yo tampoco pienso leer el oportunista librito (con peli ya) del pijama a rayas.

    Un abrazote

    Víktor
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasaba lo mismo ...me negaba a leerlo, a pesar de los elogios por parte de alguna gente. Un día, este verano, mi compa de despacho lo estaba comentando y me dijo que me lo prestaría. Me costó pillarle el punto, y cuando lo acabé, me pregunté a qué venía tanta fama. No me parece un libro que valga la pena recomendar. No soy crítico literario ni nada que se le parezca, pero me pareció, simplemente, malo.

    ResponderEliminar
  3. Con permiso, Marga. Propongo una lectura: la novela de Eva Fernandez (Valencia) "Inmediatamente después". Es de la editorial Caballo de Troya y se la puedes pedir a Miguel, que si no la tiene en 3 días te la consigue. Yo la considero la novela del año 2008.

    Un abrazo,

    Víktor

    P.D.: Si no te gustara, no tengo inconveniente asumir mi equivocación y reintegrarte el coste de la misma, que no llega a 12 euros.

    ResponderEliminar
  4. Unas más que buenas razones Miguel.
    Estoy contigo. En la actualidad acontecen varios holocaustos, que tan bien has mencionado y están ahí en pleno siglo XXI, y qué, qué...
    Gracias por tu valentía.

    ResponderEliminar
  5. Estoy completamente de acuerdo con los comentarios que aquí se hacen sobre el libro. Y sólo añadir que, en una entrevista que se le hizo al autor en el pasado Fesitival de San Sebastián, se negó a hacer comentario alguno cuando se le preguntó sobre los posibles paralelismos entre la situació planteada en el libro y la actual situación palestina. Sin comentarios...

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la recomendación Viktor. Me pasaré por Primado para pedírsela a Miguel. A ver qué tal. En general prefiero a Mankell y cía (muy pequeña, la cía); de lo demás, por uno que me gusta, veinte que no, o apenas.

    ResponderEliminar
  7. BUENA LECTURA, PUES.
    Y UN CORDIAL SALUDO,
    MARGA


    VIKTOR

    ResponderEliminar
  8. donde puedo comprar el libro este xfavor..es un regalo pa un familiar q lo kiere^^ gracias!!

    ResponderEliminar